Construida en 1959 para la educación estética, hecha de cantera verde y se utilizó la inclinación natural del terreno para la construcción de sus gradas.

 

Es en este lugar se dan cita diversos eventos culturales y además es donde el club folklórico de Oaxaca baila para celebrar la tradicional Guelaguetza, un día antes de la gran celebración en el Cerro del fortín.
Por otra parte en este mismo lugar podrás encontrar las tradicionales nieves Oaxaqueñas, las cuales han alcanzado una fama nacional e internacional debido a su elaboración artesanal y a sus deliciosos sabores.

Sobre El Autor